SAN DIEGO, California -- El cubano Odrisamer Despaigne se quedó a cuatro outs del primer juego sin hit en los 46 años de existencia de los Padres en Grandes Ligas, y San Diego venció el domingo por 2-1 a los Mets de Nueva York gracias a un sencillo productor de una carrera dentro del cuadro de Seth Smith en el noveno inning.

En su quinta apertura en las mayores, Despaigne no permitió imparable hasta que Daniel Murphy conectó un doblete entre los jardines izquierdo y central con dos outs en el octavo episodio. San Diego, la única franquicia activa en Grandes Ligas sin un juego sin hit, disputó su 7.264 encuentro de temporada regular, y ha jugado 34 más en postemporada.

Los Mets eran el único otro equipo de sin juego sin hits, hasta que el venezolano Johan Santana lo consiguió contra San Luis en junio de 2012 durante el partido número 8.020 de temporada regular del equipo de Nueva York.

Despaigne no tuvo decisión; permitió una carrera y dos imparables en siete entradas y dos tercios, dio tres pasaportes y ponchó a cinco bateadores. Ganó el dominicano Joaquín Benoit (4-2) con labor de una entrada, en la que registró un ponche.

Por los Mets, el venezolano Bobby Abreu de 2-0. El dominicano Juan Lagares de 3-0. El panameño Rubén Tejada de 3-0.

Por los Padres, el venezolano Alexi Amarista de 4-0.