SAN DIEGO, California-- Los cubanos Yonder Alonso y Yasmani Grandal pegaron sendos cuadrangulares, Chase Headley remolcó tres carreras y los Padres de San Diego apabullaron el viernes 11-1 a los Cachorros de Chicago.

Los Padres lograron su cifra más alta de anotaciones en un partido en la campaña y conectaron 12 hits. Todos los jugadores titulares, salvo Will Venable, consiguieron al menos un imparable.

Tim Stauffer (2-0) fue el beneficiado. En su primera apertura desde el 12 de mayo de 2012 en Washington, Stauffer lanzó cinco entradas en blanco y permitió dos hits. Ponchó a cinco, dio una base por bolas y golpeó a un bateador, consiguiendo su primer triunfo como abridor desde el 16 de septiembre de 2011 contra Arizona.

Los Padres quebraron una racha de cuatro derrotas.

Edwin Jackson (3-4) se llevó el revés al admitir ocho carreras y nueve imparables en apenas cuatro entradas de trabajo.

Por los Padres, los cubanos Yonder Alonso de 4-2 con dos producidas y dos anotadas; Yasmani Grandal de 4-1 con dos remolcadas y una anotada. El nicaragüense Everth Cabrera de 5-2 con dos anotadas. El boricua René Rivera de 1-0.

Por los Cachorros, los dominicanos Welington Castillo de 4-2 con una remolcada; Starlin Castro de 3-0; Emilio Bonifacio de 4-0. El venezolano Luis Valbuena de 4-1 con una anotada.

El dominicano José Veras permitió un hit y ponchó a cuatro en dos entradas de trabajo por Chicago.