SAN FRANCISCO - El shortstop de los Dodgers, Hanley Ramírez, no fue incluido en el lineup titular para el partido del jueves, pero el dominicano dijo que su mano lastimada había amanecido mucho mejor y que esperaba jugar el viernes.

"No voy a tratar de jugar (el jueves). Voy a estar ahí", confió Ramírez, quien recibió un pelotazo en la parte externa de su mano izquierda por una recta del derecho Ryan Vogelsong la noche del miércoles. Los rayos-X dieron negativo.

La lesión se encuentra en la mano inferior de Ramírez cuando el toletero agarra el bate. Debido a que el quisqueyano representaba la carrera de la ventaja al abrir la parte alta del séptimo inning, Ramírez dijo que no cree que la pitcheada fuera intencional.

"Todo el mundo sabe que no fue a propósito", dijo el campocorto. "Es parte del juego".

Ramírez dijo que cree que sus compañeros lo protegen. El manager Don Mattingly destacó que los pitchers de la oposición generalmente le lanzan adentro a Ramírez, como lo hacen la mayoría de los equipos contra bateadores de peligro.

"A los bateadores capaces, los quieres fuera del plato", indicó. "Ponemos atención. Protegeremos a nuestros muchachos".