PORLAMAR, Venezuela -- Cerca de 200 personas se apostaron cerca de la entrada de un hotel de Isla Margarita para protestar por la presencia de la representación de Cuba en la Serie del Caribe que se realiza en esa localidad turística del Caribe venezolano.

La protesta se escenificó en las inmediaciones del Hotel Venetur Margarita, ubicado en el sector Costa Azul de la ciudad balneario de Porlamar, constató la prensa local.

Con diversas pancartas en las que abundaban los lemas políticos, la concentración solo pudo llegar a unos 100 metros de la entrada al hotel, pues un anillo de seguridad de la Guardia Nacional, conjuntamente con la policía del estado insular Nueva Esparta, impidió que los manifestantes pudieran acercarse más.

En lo que fue una protesta presuntamente convocada por sectores de oposición, abundaron las consignas y golpes a láminas de zinc de una construcción cercana, que provocaron mucho ruido.

Autoridades de la policía y la Guardia Nacional de Nueva Esparta, consultadas por The Associated Press, declinaron formular algún comentario.

El presidente venezolano Nicolás Maduro pidió castigo para los manifestantes, al considerar que agredieron a los miembros del Equipo Villa Clara de Cuba.

"No va a haber debilidad frente al fascismo, llamo al castigo más severo contra este grupo que agredió a los deportistas. Llamo a Venezuela y al pueblo de Margarita a repudiar estos actos", dijo Maduro en declaraciones difundidas por estatal Venezolana de Televisión, sin dar detalles.

Horas antes, el ministro para el Turismo, Andrés Izarra, condenó la protesta a través de su cuenta en la red social de Twitter.

"Un grupo fascista busca sabotear la Serie del Caribe al dirigirse al Hotel Venetur y protestar por la presencia del equipo de béisbol cubano Villa Clara", dijo Izarra en un mensaje.

"No permitiremos que el fascismo empañe el buen desempeño de la actividad deportiva ni perturbe La Paz", agregó en otro tuit.

Los cubanos, después de una ausencia de más de medio siglo, debutaron el sábado con una derrota 9-4 ante México. El domingo enfrentaban a Venezuela en la segunda fecha del torneo.

Cuba es país fundador del certamen. Fue huésped y ganador de la primera edición en 1949 con los Alacranes del Almendares, y conquistó siete de las 12 primeras ediciones, llevándose el cetro con los Elefantes de Cienfuegos en 1960. Su participación terminó ese año cuando Fidel Castro prohibió el deporte profesional en la isla mayor de las Antillas.

Venezuela y Cuba desarrollaron estrechas relaciones durante los 14 años del gobierno del fallecido presidente Hugo Chávez.

Durante la administración del presidente Nicolás Maduro, quien asumió el gobierno en abril de 2013 tras ganar en los comicios presidenciales, los lazos entre los dos países se han mantenido.

Venezuela envía al año más de 100.000 barriles de petróleo diarios a la isla en condiciones preferenciales, y a cambio recibe el apoyo de varios miles de cubanos que laboran en territorio venezolano en el área de salud, educación, y deporte.

La oposición venezolana ha acusado a los dirigentes cubanos de ejercer influencia tras bambalinas en la orientación de las decisiones del gobierno y la fuerza armada.