Albert Pujols y David Freese.

ANAHEIM -- La última vez que el dominicano Albert Pujols y David Freese estuvieron en el mismo equipo, los Cardenales salieron campeones, en gran parte debido a la consistencia de Pujols y el encendido bate de Freese para hundir a los Rangers -- de Josh Hamilton y C.J. Wilson -- pese a estar a su último strike en dos ocasiones en el Juego 6 de la Serie Mundial del 2011.

Ahora en los Angelinos tres años después, Pujols y Freese buscan repuntes.

Pujols, con ocho años y US$212 millones restando en su contrato, está motivado a restablecerse como uno de los mejores bateadores después una campaña limitada por una dolencia en el pie izquierdo. Freese, antesalista adquirido por medio del canje que envió a Peter Bourjos a San Luis en noviembre, está a dos años de la agencia libre y viene de una decepcionante temporada que lo vio tener problemas con el bate y el guante.

La temporada pasada Pujols pasó 65 de sus 99 partidos como bateador designado, ya que el dolor le impidió defender la inicial. También registró estadísticas poco usuales (promedio de .258, porcentaje de embasarse de .330 y .437 de slugging) antes de que su dolencia en el pie izquierdo le diera fin a su temporada el 26 de julio.

Pero el perderse los últimos dos meses de la temporada regular le permitieron a Pujols pasar por una temporada muerta normal, sin ninguna rehabilitación ni cirugías -- y a eso no se le debe restar importancia. El año pasado llegó a la pretemporada recuperándose de una operación en una rodilla. La campaña anterior cargó con la presión de un enorme contrato con un nuevo equipo.

En el 2014 estará libre de dolores y distracciones -- y motivado a callar a los escépticos.

"La verdad pienso que estará en su mejor forma, definitivamente en la mejor forma que ha tenido aquí con nosotros y posiblemente en la mejor forma en que sus últimos años con San Luis", señaló el piloto de los Angelinos, Mike Scioscia acerca de Pujols en las Reuniones Invernales. "No creo que el pie sea un obstáculo. Estaré bastante sorprendido si no se encuentra en su mejor forma de los últimos años. Y obviamente él es una importante pieza que necesitamos".

La última campaña estelar de Pujols coincidió con el ascenso de Freese al gran escenario, cuando fue elegido el Jugador Más Valioso de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional y del Clásico de Otoño del 2011, luego bateó .293 con un porcentaje de embasarse de .372 y slugging de .467 con 20 cuadrangulares y 79 impulsadas en su primera temporada completa.

Pero en el 2013 las estadísticas de Freese cayeron a un promedio .262 con nueve jonrones y 60 remolcadas. Batalló con una molestia en la espalda en los entrenamientos primaverales, terminó abril con un promedio de .163.

Al no ver buenas alternativas en el mercado de agentes libres, los Angelinos restaron de un área de profundidad para llenar otro vacío, enviando a Bourjos y al jardinero prospecto Randal Grichuk a los Cardenales por Freese y el relevista mexicano Fernando Salas.

"Fue un año un poco frustrante, pero aprendí bastante y honestamente no veo la hora de demostrar lo que puedo hacer", manifestó Freese tras su llegada a los Angelinos. "No importaba en cuál equipo estuviera. Todo este invierno me he enfocado en estar listo para cuando sea hora de comenzar".

Los Angelinos han agregado profundidad en ambas esquinas del cuadro al firmar al inicialista dominicano Carlos Peña, al antesalista Ian Stewart y al infielder Chad Tracy -- todos bateadores zurdos -- a contratos de Ligas Menores para competir esta primavera por puestos en la banca.

Pero el enfoque está sobre Pujols y Freese. Para que los Angelinos puedan reponer la producción de Mark Trumbo (quien pasó a los D-backs) y vuelvan a encabezar las Grandes Ligas en OPS (porcentaje de embasarse más slugging), necesitarán que su inicialista y antesalista tengan un repunte.