Xander Bogaerts

BOSTON -- Cuando el manager de los Tigres, Jim Leyland, decidió hacerle cambios a su lineup titular, la estrategia le rindió grandes dividendos en una victoria de Detroit sobre Boston en el Juego 4 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana.

El jueves para el Juego 5, el dirigente de los Medias Rojas, John Farrell, le hizo un ajuste a su alineación al poner al arubeño Xander Bogaerts como tercera base y octavo bate en el orden ofensivo y sentar al antesalista Wil Middlebrooks.

Farrell espera ver resultados similares a los de Leyland.

"Ya hablamos de la necesidad de un potencial incremento de ofensiva desde el lado izquierdo del cuadro", dijo Farrell al explicar el movimiento. "En sus pocos turnos, Xander se ha visto bajo control".

Cuando Farrell habla del lado izquierdo del cuadro de Boston, se refiere a Middlebrooks y al torpedero Stephen Drew, que llegaron al Juego 5 bateando de 23-2 entre ellos en esta serie.

Middlebrooks lleva de 10-1 vs. Detroit con cinco ponches, a la vez que batea .174 en 23 turnos de estos playoffs. Drew llegó al jueves con un solo hit en 13 turnos de esta serie y apenas tres indiscutibles en 28 turnos (.107) en la postemporada.

"No esperaría que (Middlebrooks) estuviera contento al no estar en el lineup", dijo Farrell. "Pero para que continuemos en esta serie y para que avancemos, se va a requerir de los aportes de todos de alguna forma u otra".

Bogaerts, de 21 años recién cumplidos, hizo su debut en Grandes Ligas con los Medias Rojas el 20 de agosto. En 18 partidos y 44 turnos al bate, tuvo promedio de .250 y porcentaje de embasarse de .320 con el equipo grande en la campaña regular.

Antes del Juego 5 había agotado dos turnos en los playoffs, ambos en esta serie ante los felinos. El miércoles en el Juego 4, le disparó doble al jardín derecho al cerrador de Detroit, el dominicano Joaquín Benoit.

"Más que otra cosa era la madurez que ha demostrado y su potencial ofensivo que me hicieron pensar que era hora de un cambio", expresó Farrell.