Starling Marte (izq) y Euclides Rojas

PITTSBURGH -- Los Piratas han sido uno de los clubes de Grandes Ligas con más interés en Latinoamérica. Joe Brown, el gerente general de Pittsburgh en los años 60, fijó el plan para traer talento de Puerto Rico, República Dominicana, Panamá y otros países que han impactado el sistema de Ligas Menores y el equipo grande.

En los últimos años, el flujo de peloteros latinos ha disminuido, ya que el creciente interés de otros clubes de la Gran Carpa ha impactado qué jugadores se pueden adquirir. El efecto se ha notado en el clubhouse de los Bucaneros, donde en el pasado muchos formaban su grupo de apoyo para poder acoplarse.

Ahora, cuando el venezolano José Tábata o los dominicanos Starling Marte y Stolmy Pimentel llegan al estadio, pueden contar con los consejos del cubano Euclides Rojas y el venezolano Heberto Andrade.

Rojas es el coach del bullpen y Andrade es el receptor del bullpen. Para los jugadores latinos de Pittsburgh, ellos tienen otro papel importante y ese ha sido el caso por los 10 años que Andrade ha estado con el club y desde que Rojas se unió a la nómina cuando el piloto Clint Hurdle tomó el mando en noviembre del 2010.

"Cuando llegué por primera vez, no conocía a nadie, ni sabía nada", recordó Tábata. "Heberto me ayudó a acoplarme. Fue alguien con quien siempre podía hablar".

"Les dejo saber los pequeños detalles. Son muchas las cosas que son nuevas para ellos", señaló Andrade. "Son adultos, así que no los quieres presionar mucho. Es mejor si ellos te buscan y te hacen preguntas -- y la mayoría de las veces, eso es lo que ocurre. Solamente tratamos de ayudarlos a que se sientan tranquilos".

"Así es él con muchos de los jugadores", agregó Tábata. "Te hace sentir cómodo y como en casa".

Aunque sus contribuciones son prácticamente invisibles para los aficionados, no cabe duda de que Rojas y Andrade son dos piezas claves en los Piratas. Pero todos en el clubhouse siempre están agradecidos por su trabajo, algo que los hace dos de los hombres más populares en los vestidores.

Cuando la prensa busca a alguno de los jugadores latinos de Pittsburgh para una entrevista, constantemente buscan a Andrade para que sea el intérprete, y el coach siempre cumple con una sonrisa.

"Como trabajamos en el bullpen, no estamos muy cerca del equipo", dijo Rojas. "Pero todos somos miembros de los Piratas de Pittsburgh".