NUEVA YORK - Vernon Wells despertó al fin con el madero, al conectar un doble de tres carreras como emergente, y los Yanquis de Nueva York superaron el sábado 7-5 a los Rays de Tampa Bay.

Wells había bateado de 87-9, con lo que fue excluido de la alineación en los últimos dos días. El novato dominicano Zoilo Almonte comenzó en su lugar.

Pero en la séptima entrada, cuando los Yanquis perdían por 5-4, Wells ocupó el lugar del noveno bate Chris Stewart, con las bases llenas y dos outs. Su batazo entre el jardín derecho y el central hizo que la pelota rebotara y se fuera encima de la cerca, atrapada por el guante de un espectador.

Los umpires determinaron que el espectador interfirió en la jugada. Permitieron que todos los corredores embasados anotaran, al determinar que David Adams hubiera llegado hasta home de no haber sido por la interferencia. Wells llegó a la intermedia y los Yanquis quedaron con ventaja de 7-5.

El manager Joe Maddon argumentó que los umpires debieron marcar doble de terreno, lo que hubiera derivado en sólo dos carreras.

Los Rays ganaban por 5-3 después de que su promesa principal Wil Myers conectó un grand slam en la sexta entrada. Fue el primer jonrón de Myers en su carrera.

El oportuno hit de Wells sacó de problemas a CC Sabathia (8-5), después de que permitió cinco carreras en siete innings. El panameño Mariano Rivera resolvió el noveno sin admitir carreras, para su 26to salvamento.

El dominicano Joel Peralta (1-4) subió al montículo por los Rays y de inmediato se metió en problemas, para cargar con la derrota.

Por los Rays, el cubano Yunel Escobar de 4-0. El venezolano José Lobatón de 3-0.

Por los Yanquis, los dominicanos Robinson Canó de 1-1 con tres anotadas, Almonte de 2-1 con una anotada y tres producidas.