Los Rangers llegaron cerca de la gloria en el 2011, pero prevalecieron los Cardenales.

Kyle McClellan guarda en un lugar bien seguro el anillo de Serie Mundial que ganó con los Cardenales en el 2011. El lanzador afirma que se lo pone sólo para sesiones de autógrafos y otras presentaciones públicas en el invierno.

Sin embargo, el derecho-en tono bromista-les preguntó a sus compañeros de los Rangers si debe ponérselo el viernes para el primer juego de Texas en San Luis desde aquel Clásico de Otoño.

"Tal vez lo use cuando salga a lanzar y pida un tiempo para que me lo quiten", bromeó McClellan.

En un tono más serio, McClellan confirmó que no se pondrá el anillo, pero los Rangers parecen haberse recuperado del dolor de las derrotas en los Juegos 6 y 7 en el Busch Stadium en octubre del 2011. McClellan afirma que los otros integrantes de Texas intercambian bromas con él y con Lance Berkman, ahora con los Rangers pero al igual que McClellan miembro de los Cardenales de ese año.

De hecho, en el camerino de los Rangers, se comparó la situación de los Spurs de San Antonio del baloncesto de la NBA-que dejaron escapar una victoria en el Juego 6 de su final vs. Miami, para luego caer en el Juego 7 el jueves-con lo que le pasó a Texas en la Serie Mundial del 2011.

"Cuando llegó (McClellan), ésa fue la primera broma", dijo el torpedero venezolano de los Rangers, Elvis Andrus. "Aquí en cierta forma lo odiamos por esa serie, pero va a ser divertido volver (al Busch Stadium). Sé que mucha gente va a hablar del Juego 6, pero será simple y llanamente otro partido en la temporada regular para nosotros."

Serán tres juegos de temporada regular; además, ambos equipos han visto muchos cambios en sus respectivos rosters en los últimos dos años. Pero el jardinero de los Rangers, David Murphy, dijo que no tendrá buenos recuerdos cuando salga al terreno.

"Estaría mintiendo si dijera que no voy a tener algunos recuerdos del 2011", afirmó Murphy. "Creo que la reacción natural y el proceso es pensar que todo será negativo, pero también voy a recordar algunos de los mejores momentos del béisbol del que he sido testigo. Las cosas no salieron como queríamos, pero se jugó un gran béisbol allí."

Agregó Andrus: "Estuvimos tan cerca y a veces ni cuenta te das. Piensas en lo cerca que estuvimos, pero las cosas pasan por algo. Nos ayudó como equipo y espero que volvamos a esa situación pronto."