Jim Leyland tiene cada vez menos opciones para el séptimo y octavo innings. (AP)

KANSAS CITY - El puesto de cerrador ha estado en boca de los fanáticos de los Tigres desde el invierno y ahora con el regreso del derecho dominicano José Valverde.

Pero ahora mismo, el manager de Detroit, Jim Leyland, se preocupa más por el séptimo inning que el noveno.

En términos sencillos, los felinos no cuentan con suficiente profundidad en el relevo intermedio. El dominicano Octavio Dotel lleva un mes y medio en la lista de lesionados, mientras que su compatriota Alberto Alburquerque y el venezolano Bryan Villarreal se encuentran en Triple-A Toledo para solucionar sus problemas de comando.

"Me hace falta un muchacho extra en el bullpen", dijo Leyland. "No puedes tener un bullpen de tres lanzadores. Pero nuestros abridores han tirado tan bien que ha sido difícil darles trabajo (a los relevistas)."

El derecho joven Luke Putkonen tuvo problemas el sábado ante los Indios en el séptimo inning y Leyalnd tuvo que utilizar al zurdo Phil Coke para cuatro outs.

El diestro venezolano José Ortega tuvo altibajos parecidos, antes de que fuera enviado a Toledo para hacerle espacio a su compatriota José Alvarez, quien lanzó primores el domingo en su debut contra los Indios.

"Queda esa área en la que tenemos que mejorar", dijo Leyland, quien el domingo contó con dos innings en blanco del zurdo Drew Smyly y un cero del derecho dominicano Joaquín Benoit para los últimos nueve outs en la victoria de Detroit sobre Cleveland.

En dicho partido, los Tigres estuvieron cortos de relevistas luego de subir a Alvarez para su apertura del domingo. Los felinos volvieron a contar con su camada completa del bullpen luego de devolver a Alvarez a Toledo y subir al derecho Evan Reed.

Éste último lanzó en dos juegos por los Tigres el mes pasado, permitiendo una carrera y cuatro hits en 4.0 entradas. El diestro de 27 años concedió seis hits y dos carreras en 11.0 innings por Toledo desde su regreso a Triple-A, con 10 ponches y ocho bases por bolas.