Heath Bell es el nuevo cerrador de los Diamondbacks, pero el rol de taponero no es nada nuevo para el derecho.

Con el ingreso a la lista de lesionados del cerrador titular J.J. Putz, el manager de Arizona, Kirk Gibson, ha decidido que Bell tendrá la primera oportunidad de asumir el papel. David Hernández seguirá como principal preparador y encargado del octavo inning.

La decisión de Gibson rindió dividendos el miércoles, cuando Bell sobrevivió un doble abriendo la novena entrada para sacar el cero y preservar una victoria por 3-2 sobre los Dodgers. Los Diamondbacks barrieron una serie de tres juegos en Los Angeles.

"Creo que Heath tiene más experiencia como cerrador ahora mismo. Si cambiáramos de rol a Heath y David ahora mismo, estaríamos revolucionando el bullpen entero", dijo Gibson. "Esto parece crear menos confusión."

No se sabe cuánto tiempo perderá Putz.

Bell fue el cerrador principal de los Padres de San Diego del 2009 al 2011 y empezó el 2012 como taponero de los Marlins, antes de lanzar mal y perder el puesto en el equipo de Miami. De por vida el diestro lleva 155 juegos salvados.

"Es como montar bicicleta", dijo Bell, quien lleva marca de 2-0 con efectividad de 4.40 y tres salvamentos en cuatro oportunidades en esta temporada. "Lo he hecho durante los últimos cuatro años."

Después de sus grandes éxitos en San Diego, Bell tuvo problemas en su única campaña con los Peces. Este año ha hecho algunos ajustes en su mecánica y cree que ha corregido los problemas.

"Siento que he vuelto a ser quien era en San Diego", dijo Bell. "Y tengo que darle las gracias a toda la gente que me ayudó a regresar.

"Volví a ese punto hace unas semanas y me siento como el pitcher de antes. Siento que puedo salir y darle todo lo que tengo para acumular los juegos salvados o ventajas preservadas, lo que se necesite."