Robinson Canó. (AP)

NUEVA YORK -- Debido a los nombres de peso que han pasado a la lista de incapacitados de los Yankees esta temporada, poco se ha hablado del buen comienzo de temporada del dominicano Robinson Canó. En su primer mes del año bateó .327 con 17 remolcadas y siete cuadrangulares para ayudar a Nueva York a mantenerse a flote y en el segundo lugar de la División Este de la Liga Americana.

Es evidente que en el terreno Canó ha asumido el papel de líder de los Bombarderos del Bronx, aunque el intermedista le atribuye la mayor parte de del éxito del equipo a los peloteros agregados por la gerencia para llenar los huecos.

"Para mí lo más importante es la calidad de jugadores que tenemos", expresó el intermedista durante una rueda de prensa con los medios de habla hispana en el Yankee Stadium. "Sabemos que no tenemos la mayoría de las piezas claves del equipo, pero tenemos a jugadores como Vernon Wells, [Travis] Hafner, [Kevin] Youkils, [Lyle] Overbay y [Jayson] Nix; jugadores que llevan bastante tiempo en este juego y saben jugar".

Sin embargo, su manager en la selección de República Dominicana--campeona del Clásico Mundial de Béisbol-- y coach de la banca de los Yankees, Tony Peña, no dudó en señalar el buen papel que Canó ha hecho en el terreno y como compañero.

"Cuando un equipo pierde tantos jugadores pilares, siempre es notoria la falta de esos jugadores", dijo Peña, quien acompañó a Canó durante la rueda de prensa. "Pero no podemos pensar en el grupo de lesionados. Cuando esos muchachos que también son algunos de los máximos líderes en el equipo se pierden, tiene que ser uno el que debe tomar el mando y ése ha sido Robinson.

"Creo que ha crecido como jugador, como hombre y como ser humano", continuó Peña. "Con las cosas que Robinson hace dentro del clubhouse y del terreno de juego, ahí es que se ve el liderazgo. Sinceramente me siento contento de que Robinson se haya salido de su ruta para tomar otro camino para ayudar a [un compañero] que se haya caído".

El manager de los Yankees, Joe Girardi, también elogió el excelente trabajo que su segunda base ha hecho ante la ausencia de varias de sus estrellas.

"Creemos que Robinson ha tomado en parte el rol de líder", dijo Girardi. "No solamente por las lesiones, sino también creo que está en un punto en su carrera en el que se siente seguro de hacerlo".

Girardi también subrayó la labor de Canó como mentor de su compatriota y compañero de la doble-matanza, Eduardo Núñez.

"Tiene un joven torpedero a su lado y ha hecho un gran trabajo con Núñez. Ha actuado como su hermano mayor y creo que eso es bastante importante".

Canó indica que aunque el guiar a Núñez es parte de su trabajo, también es algo que lo llena de satisfacción.

"Núñez lo veo como un hermano menor", expresó Canó. "Como lo hicieron conmigo cuando subí, cualquier error o cosa que no le conviene se lo digo inmediatamente para que lo mejore de una vez. Escucha bastante y ha aprendido rápido -- se nota en la manera que ha jugado -- y para mí es un orgullo ver la manera en que se está desempeñando".

Canó también piensa que para continuar con el buen paso que el equipo lleva, la clave es mantener un grupo sólido.

"Creo que el rol mío importante ahora mismo es mantener el equipo en unión, como lo estamos haciendo hasta el momento, darnos la confianza en nosotros mismos, siempre ayudándonos y no rendirnos. Creo que éste es el mejor momento para mantenernos unidos como equipo".