TORONTO -- Después de 24 espectaculares temporadas, Omar Vizquel disfrutó el miércoles de una perfecta despedida en las Grandes Ligas.

Brandon Morrow ponchó a 11 bateadores, una marca en la temporada y los Azulejos de Toronto vencieron 2-1 a los Mellizos de Minnesota para completar una barrida de tres partidos.

Pero esta fue la noche de Vizquel, diciéndole adiós a su carrera como pelotero. Con 45 años encima, el venezolano fue despedido con una ovación cerrada y abrazos de sus compañeros. Saludó al público con la gorra y tocándose el pecho para indicar su aprecio.

Los Azulejos le rindieron honor a Vizquel dejándole efectuar el primer lanzamiento. El tres veces seleccionado al Juego de Estrellas y 11 veces ganador del Guante de Oro, anunció sus intenciones de retirarse previo al inicio de la temporada, luego que se ganó un puesto en el roster en los entrenamientos de primavera.

Esta temporada, Vizquel se desempeñó primordialmente en la intermedia y antesala con los Azulejos. Pero en el último día le dieron la oportunidad de actuar como campocorto, la posición en la que se erigió como uno de los fildeadores más brillantes en la historia.

Fue su juego número 2.709 en el campocorto, una cantidad en la que nadie le supera.

Los aficionados en el Rogers Centre se pusieron de pie y lo ovacionaron --muchos ondeaban banderas de Venezuela-- cuando Vizquel salió al plato por primera vez en la tercera. Después atrajo los aplausos por una atrapada contra Drew Butera en la parte alta de la séptima y recibió otra ovación después de empalmar un imparable al centro en su último turno al bate. El hit fue el 2.877mo de su carrera, con lo que quedó como el número 40 en la lista de todos los tiempos.

"Salió perfecto", dijo un radiante Vizquel. "Ganamos el partido, bateé un imparable, hice una jugada y todos nos vamos a casa felices".

El manager de los Azulejos John Farrell dijo que fue una "noche digna de la enorme clase de jugador que es Omar".

"Se va después de una carrera destacada y muy completa", agregó Farrell.

Mike McCoy reemplazó a Vizquel con dos outs en el noveno, permitiendo la última gran ovación.

"Inmenso con el guante, uno de los mejores de todos los tiempos", declaró el manager de los Mellizos Ron Gardenhire. "Siempre muy acrobático. Parecía hacerlo realmente tan sencillo. Pienso que hicieron un muy buen trabajo ahí, los aficionados ovacionándolo. Venezuela realmente tiene que estar orgulloso de él".

Vizquel debutó en 1989 con Seattle, y también jugó con Cleveland, San Francisco, Texas y los Medias Blancas de Chicago.

Estuvo acompañado por Carlos Baerga, ex compañero de equipo en Cleveland, y sus legendarios compatriotas Luis Aparicio y Andrés Galarraga.